En 1946 nace en Concepción Óptica Benöhr, un lugar preocupado en satisfacer las necesidades

visuales de la región. Su fundador fue don Harry Benöhr, óptico proveniente de Alemania.

Con sus dueños titulados en Alemania, Benöhr ha crecido

junto a las generaciones de la ciudad, siempre adaptándose

a los cambios tecnológicos y de vanguardia, a través de los años.

 

En 1975 se incorpora a la Óptica, su hijo don Enrique Benöhr, luego de

estudiar Óptica y Optometría en Berlín, Alemania.

En 1978  se implementa el primer Centro de Contactología en Concepción, 

siendo una gran solución para muchas personas con problemas  visuales de

altas dioptrías.

Hoy día, Óptica Benöhr cuenta con la más alta tecnología, ópticos, contactólogos y personal capacitado para atender todas sus necesidades visuales.